Showing Page:
1/2
Preeclampsia
La preeclampsia es una enfermedad que se presenta en la ultima mitad del embarazo, caracterizada
por una hipertensión de nueva aparición y alguna evidencia de falla orgánica. Para poder diagnosticar
una preeclampsia se necesita tener una presión arterial de 140/90 o mas, junto con algunos de los
siguientes: proteinuria de mas de .3g en 24h, plaquetas en menos de 100,000, creatinina arriba de 1.1,
transaminasas hepáticas aumentadas al doble, edema pulmonar, cefalea y síntomas visuales. Todos
estos signos y síntomas son criterios para una preeclampsia sin datos de severidad, pero al momento
de presentar otros signos como una presión mayor a 160/110, síntomas de disfunción neurológica
como fotopsia o escotoma, insuficiencia real o hepática y edema pulmonar, puede declararse una
preeclampsia con datos de severidad.
Generalmente en una paciente con preeclampsia con datos de severidad debe ser indicada la
finalización del embarazo si es mayor de 34 semanas de gestación ya que esto disminuiría el riesgo de
presentar complicaciones maternas como hemorragias, convulsiones, infartos, ruptura hepática, etc.
En pacientes que tienen menos de 34 SDG, la terminación del embarazo también puede ser indicado
en situaciones como trabajo de parto prematuro, ruptura prematura de membranas, o alguna
condición en la que la salud de la madre o el feto este en riesgo. En condiciones óptimas se puede
mantener un manejo expectante si la madre y el bebe están estables y administrar corticoesteroides
para la maduración fetal si las SDG no son suficientes, siempre y cuando se cuenten con los recursos
para atender alguna complicación y monitorear de cerca el estado de la paciente.
En pacientes con preeclampsia sin datos de severidad también se recomiendo la terminación del
embarazo, pero arriba de las 37 SDG y la evidencia muestra que la inducción del parto en las pacientes
ha resultado en la disminución de complicaciones maternas, cesáreas y no se ha visto diferencia alguna
en complicaciones neonatales.
Para el tratamiento propio de la hipertensión tenemos varias opciones, es importante recalcar que el
uso de antihipertensivos no cura la enfermedad, solo previene la progresión a una hipertensión
progresiva. Algunos medicamentos que pueden usarse durante el embarazo incluyen
betabloqueadores como labetalol IV en una dosis máxima de 300mg administrada en intervalos de 10
minutos e hidralazina IV en 5mg. También se puede optar por nifedipino pero se prefiere utilizar
labetalol o hidralazina por tiempo se acción mas corto.
Además del manejo de la presión arterial, es recomendable administrar 6 g de sulfato de magnesio IV
en 10% de solución durante 15 a 20 minutos, posteriormente una infusión continua de 2g por hora.
Esto con la finalidad de neuroprotección y prevenir alguna convulsión.
El tratamiento de elección que yo hubiera indicado para la paciente hubiera sido:
Labetalol IV 20mg en 2 minutos, posteriormente administrar 20 a 80mg cada 10 minutos hasta
completar 300mg
Sulfato de magnesio IV 6g en 10% de solución en 20 minutos, posteriormente infusión conitnua
de 2g por hora.
Showing Page:
2/2
Bibliografía
Norwitz, E.R. (2020). Preeclampsia: Management and prognosis. UpToDate.
August, P. (2020). Treatment of hypertension in pregnant and postpartum women. UpToDate.

Unformatted Attachment Preview

Preeclampsia La preeclampsia es una enfermedad que se presenta en la ultima mitad del embarazo, caracterizada por una hipertensión de nueva aparición y alguna evidencia de falla orgánica. Para poder diagnosticar una preeclampsia se necesita tener una presión arterial de 140/90 o mas, junto con algunos de los siguientes: proteinuria de mas de .3g en 24h, plaquetas en menos de 100,000, creatinina arriba de 1.1, transaminasas hepáticas aumentadas al doble, edema pulmonar, cefalea y síntomas visuales. Todos estos signos y síntomas son criterios para una preeclampsia sin datos de severidad, pero al momento de presentar otros signos como una presión mayor a 160/110, síntomas de disfunción neurológica como fotopsia o escotoma, insuficiencia real o hepática y edema pulmonar, puede declararse una preeclampsia con datos de severidad. Generalmente en una paciente con preeclampsia con datos de severidad debe ser indicada la finalización del embarazo si es mayor de 34 semanas de gestación ya que esto disminuiría el riesgo de presentar complicaciones maternas como hemorragias, convulsiones, infartos, ruptura hepática, etc. En pacientes que tienen menos de 34 SDG, la terminación del embarazo también puede ser indicado en situaciones como trabajo de parto prematuro, ruptura prematura de membranas, o alguna condición en la que la salud de la madre o el feto este en riesgo. En condiciones óptimas se puede mantener un manejo expectante si la madre y el bebe están estables y administrar corticoesteroides para la maduración fetal si las SDG no son suficientes, siempre y cuando se cuenten con los recursos para atender alguna complicación y monitorear de cerca el estado de la paciente. En pacientes con preeclampsia sin datos de severidad también se recomiendo la terminación del embarazo, pero arriba de las 37 SDG y la evidencia muestra que la inducción del parto en las pacientes ha resultado en la disminución de complicaciones maternas, cesáreas y no se ha visto diferencia alguna en complicaciones neonatales. Para el tratamiento propio de la hipertensión tenemos varias opciones, es importante recalcar que el uso de antihipertensivos no cura la enfermedad, solo previene la progresión a una hipertensión progresiva. Algunos medicamentos que pueden usarse durante el embarazo incluyen betabloqueadores como labetalol IV en una dosis máxima de 300mg administrada en intervalos de 10 minutos e hidralazina IV en 5mg. También se puede optar por nifedipino pero se prefiere utilizar labetalol o hidralazina por tiempo se acción mas corto. Además del manejo de la presión arterial, es recomendable administrar 6 g de sulfato de magnesio IV en 10% de solución durante 15 a 20 minutos, posteriormente una infusión continua de 2g por hora. Esto con la finalidad de neuroprotección y prevenir alguna convulsión. El tratamiento de elección que yo hubiera indicado para la paciente hubiera sido: • Labetalol IV 20mg en 2 minutos, posteriormente administrar 20 a 80mg cada 10 minutos hasta completar 300mg • Sulfato de magnesio IV 6g en 10% de solución en 20 minutos, posteriormente infusión conitnua de 2g por hora. Bibliografía Norwitz, E.R. (2020). Preeclampsia: Management and prognosis. UpToDate. August, P. (2020). Treatment of hypertension in pregnant and postpartum women. UpToDate. Name: Description: ...
User generated content is uploaded by users for the purposes of learning and should be used following Studypool's honor code & terms of service.
Studypool
4.7
Trustpilot
4.5
Sitejabber
4.4