Showing Page:
1/2
Desarrollo Físico, Moral y Cognitivo en la Niñez
Temprana
Desarrollo Físico:
Los índices de crecimiento oscilan de cinco a ocho cm por año, y ganan en
promedio de siete libras hasta llegar al repentino crecimiento de la adolescencia.
Las niñas empiezan a madurar físicamente dos años antes que los niños,
alrededor de los 10 años. Las influencias genéticas y del medio ambiente son
importantes para comprender la variación de los índices de crecimiento. Es en la
niñez temprana donde es preciso prestar mayor atención a las posibles anomalías
en el crecimiento. Para evitar dificultades en el desarrollo del niño es necesario
una buena nutrición que le brinde las energías necesarias que el juego demanda,
por lo cual, se necesita un promedio de 2,400 calorías diarias, 34 g de proteínas
y carbohidratos complejos para crecer bajo los parámetros normales. El cuerpo
duplica su peso durante esta etapa. Una de las características de la niñez
temprana es la mejora de las habilidades motoras, tanto las finas como las gruesas.
La tasa de mortalidad en la Infancia intermedia es la más baja de todo el ciclo de
vital, esto es a causa de Los índices de vacunación son mucho mayores entre los
niños de esta edad que entre los más pequeños, ya que contar con las vacunas es
un requisito para Ingresar a estudiar (esta es la etapa del inicio escolar). Debido
a su desarrollo cognoscitivo, los niños de esta edad comienzan a entender las
causas de salud y enfermedad. Por otro lado, los menores de seis años pretenden
ser hipermétropes como parte de su desarrollo normal, ya que no han alcanzado
completamente su visión.
En cuanto, a la salud oral se desenvuelve por los siguientes acontecimientos: la
mayor parte de los dientes que han de durar para toda la vida aparecen al
comienzo de la infancia Intermedia, los dientes primarios comienzan a caer
alrededor de los seis años y los reemplazan casi cuatro dientes permanentes
durante los siguientes cinco años; mientras que los primeros molares surgen
cerca de los seis años y los terceros molares (muelas del juicio) suelen salir en la
adultez emergente alrededor de los 16 a 25.
Desarrollo Cognoscitivo:
Según Piaget, los niños se encuentran en una etapa ‘’preoperacional’’ donde son
conscientes de mismos y de relaciones básicas, pero no conocen la diferencia
entre realidad y fantasía, su comportamiento egocéntrico impide que crezcan
mentalmente hasta que superen esta etapa, su incapacidad para comprender el
punto de vista ajeno los ‘’retrasa’’ (entre comillas porque este es un desarrollo
normal).
Durante su crecimiento funciona más su habilidad para reconocer que la de
recordar. Recordar es muy importante para procesar la información que nos llega
Showing Page:
2/2
por medio de nuestro entorno y como él no puede pensar de forma lógica, no solo
toma los sucesos de la realidad como recuerdo, sino también lo que imagina.
Luego aparece la función simbólica que permite al niño representar personas o
sucesos mediante imitaciones o juegos.
Desarrollo Moral:
Según Piaget, el concepto de la moralidad en la niñez temprana es denominada
“moralidad heterónoma (moralidad de represión)” y cumple con las siguientes
características: se caracteriza por juicios simples y rígidos. Los niños pequeños
ven todo en blanco y negro, no gris. Debido a su egocentrismo, no pueden
concebir más de una forma para ver una cuestión moral; creen que las reglas son
inalterables, que el comportamiento bueno o malo y que cualquier ofensa, no
importa que sea pequeña, merece un castigo severo. Kohlberg concibe a la niñez
temprana con estas características similares, pero denominó a esta etapa dentro
de su esquema como “Moralidad Pre-convencional”. Describiéndola de la
siguiente manera: Los niños, bajo controles externos, obedecen las reglas para
recibir premios o evitar castigos.
A modo de conclusión y resaltando lo anteriormente mencionado, puede decirse
que durante la niñez temprana y debido a los cambios por los que pasa el cuerpo
de los infantes, todos los procesos que se establecieron en el desarrollo de este
trabajo, atraviesan grandes modificaciones.
Los niños aumentan su necesidad de tener y llevar una nutrición adecuada;
crecen bastante rápido también.
Resulta válido mencionar que no solo en los aspectos físicos existen cambios, sino
que, tanto en las habilidades motoras como en lo cognitivo, se presenta un gran
aumento en lo que a su desarrollo respecta. Por ejemplo, en este punto ya tienen
la capacidad de unir o coordinar los movimientos realizados por sus manos con
los ojos (siendo esto, al inicio, algo no poseía o que no tenía un nivel de desarrollo
tan agudo como es ahora).
Lo que más sobresale en cuanto al desarrollo cognitivo son las menciones hechas
por Piaget, es decir, el egocentrismo de niño, la irreversibilidad, la conversación,
y una etapa que él nombró como “preoperacional”. Convirtiéndose, todos estas
menciones o puntos, en lo principal de esta etapa del desarrollo.
La herencia, el ambiente y la maduración, son tres de los aspectos fundamentales,
los cuales tienen mucha incidencia en el desarrollo humano.
Cambios suceden todos los días, y son estos mismos cambios los que permiten
que se establezcan diferencias entre los niños de 6 y 12 años. Sin embargo, los
cambios ocurridos durante estos años, aunque siguen ocurriendo, no son tan
sorprendentes.

Unformatted Attachment Preview

Desarrollo Físico, Moral y Cognitivo en la Niñez Temprana Desarrollo Físico: Los índices de crecimiento oscilan de cinco a ocho cm por año, y ganan en promedio de siete libras hasta llegar al repentino crecimiento de la adolescencia. Las niñas empiezan a madurar físicamente dos años antes que los niños, alrededor de los 10 años. Las influencias genéticas y del medio ambiente son importantes para comprender la variación de los índices de crecimiento. Es en la niñez temprana donde es preciso prestar mayor atención a las posibles anomalías en el crecimiento. Para evitar dificultades en el desarrollo del niño es necesario una buena nutrición que le brinde las energías necesarias que el juego demanda, por lo cual, se necesita un promedio de 2,400 calorías diarias, 34 g de proteínas y carbohidratos complejos para crecer bajo los parámetros normales. El cuerpo duplica su peso durante esta etapa. Una de las características de la niñez temprana es la mejora de las habilidades motoras, tanto las finas como las gruesas. La tasa de mortalidad en la Infancia intermedia es la más baja de todo el ciclo de vital, esto es a causa de Los índices de vacunación son mucho mayores entre los niños de esta edad que entre los más pequeños, ya que contar con las vacunas es un requisito para Ingresar a estudiar (esta es la etapa del inicio escolar). Debido a su desarrollo cognoscitivo, los niños de esta edad comienzan a entender las causas de salud y enfermedad. Por otro lado, los menores de seis años pretenden ser hipermétropes como parte de su desarrollo normal, ya que no han alcanzado completamente su visión. En cuanto, a la salud oral se desenvuelve por los siguientes acontecimientos: la mayor parte de los dientes que han de durar para toda la vida aparecen al comienzo de la infancia Intermedia, los dientes primarios comienzan a caer alrededor de los seis años y los reemplazan casi cuatro dientes permanentes durante los siguientes cinco años; mientras que los primeros molares surgen cerca de los seis años y los terceros molares (muelas del juicio) suelen salir en la adultez emergente alrededor de los 16 a 25. Desarrollo Cognoscitivo: Según Piaget, los niños se encuentran en una etapa ‘’preoperacional’’ donde son conscientes de sí mismos y de relaciones básicas, pero no conocen la diferencia entre realidad y fantasía, su comportamiento egocéntrico impide que crezcan mentalmente hasta que superen esta etapa, su incapacidad para comprender el punto de vista ajeno los ‘’retrasa’’ (entre comillas porque este es un desarrollo normal). Durante su crecimiento funciona más su habilidad para reconocer que la de recordar. Recordar es muy importante para procesar la información que nos llega por medio de nuestro entorno y como él no puede pensar de forma lógica, no solo toma los sucesos de la realidad como recuerdo, sino también lo que imagina. Luego aparece la función simbólica que permite al niño representar personas o sucesos mediante imitaciones o juegos. Desarrollo Moral: Según Piaget, el concepto de la moralidad en la niñez temprana es denominada “moralidad heterónoma (moralidad de represión)” y cumple con las siguientes características: se caracteriza por juicios simples y rígidos. Los niños pequeños ven todo en blanco y negro, no gris. Debido a su egocentrismo, no pueden concebir más de una forma para ver una cuestión moral; creen que las reglas son inalterables, que el comportamiento bueno o malo y que cualquier ofensa, no importa que sea pequeña, merece un castigo severo. Kohlberg concibe a la niñez temprana con estas características similares, pero denominó a esta etapa dentro de su esquema como “Moralidad Pre-convencional”. Describiéndola de la siguiente manera: Los niños, bajo controles externos, obedecen las reglas para recibir premios o evitar castigos. A modo de conclusión y resaltando lo anteriormente mencionado, puede decirse que durante la niñez temprana y debido a los cambios por los que pasa el cuerpo de los infantes, todos los procesos que se establecieron en el desarrollo de este trabajo, atraviesan grandes modificaciones. Los niños aumentan su necesidad de tener y llevar una nutrición adecuada; crecen bastante rápido también. Resulta válido mencionar que no solo en los aspectos físicos existen cambios, sino que, tanto en las habilidades motoras como en lo cognitivo, se presenta un gran aumento en lo que a su desarrollo respecta. Por ejemplo, en este punto ya tienen la capacidad de unir o coordinar los movimientos realizados por sus manos con los ojos (siendo esto, al inicio, algo no poseía o que no tenía un nivel de desarrollo tan agudo como es ahora). Lo que más sobresale en cuanto al desarrollo cognitivo son las menciones hechas por Piaget, es decir, el egocentrismo de niño, la irreversibilidad, la conversación, y una etapa que él nombró como “preoperacional”. Convirtiéndose, todos estas menciones o puntos, en lo principal de esta etapa del desarrollo. La herencia, el ambiente y la maduración, son tres de los aspectos fundamentales, los cuales tienen mucha incidencia en el desarrollo humano. Cambios suceden todos los días, y son estos mismos cambios los que permiten que se establezcan diferencias entre los niños de 6 y 12 años. Sin embargo, los cambios ocurridos durante estos años, aunque siguen ocurriendo, no son tan sorprendentes. Name: Description: ...
User generated content is uploaded by users for the purposes of learning and should be used following Studypool's honor code & terms of service.
Studypool
4.7
Trustpilot
4.5
Sitejabber
4.4